domingo, enero 30, 2011


"La gente cree que un alma gemela es la persona con las que encajas perfectamente, que es lo que quiere todo el mundo. Pero un alma gemela auténtica es un espejo, es la persona que te saca todo lo que tienes reprimido, que te hace volver la mirada hacia dentro para que puedas cambiar tu vida. Una verdadera alma gemela es, seguramente, la persona más importante que vayas a conocer en tu vida, porque te tira abajo todos los muros y te despierta de un porrazo. Pero, ¿vivir con un alma gemela para siempre? Ni hablar. Llega a tu vida para quitarte un velo de los ojos y se marcha. Gracias a Dios! Pero a ti no te da la gana soltarlo. Esa historia se acabó. Su función era machacarte un poco el ego, hacerte ver tus obstáculos y adicciones,romperte el corazón para que no te quedara más remedio que cambiar tu vida y luego largarse con viento fresco. Ése era su cometido y lo ha hecho a la perfección, pero ya se acabó. Y a ti no te da la gana archivarla y punto. Eres como un perro en un basural. Vas a chupar una lata a ver si le sacas algo de alimento. Como que sigas así, se te va a quedar el hocico metido en la lata y lo vas a pasar mal. Así que olvídate del asunto.
Quiérelo, échalo de menos, mándale luz y amor cuando te acuerdes de él y olvídate del tema. Tienes que entender una cosa: si liberas el hueco que tienes dedicado a ese tipo, te va a quedar un vacío en la cabeza, un espacio abierto, una puerta. ¿Y a qué no sabes lo que va a hacer el Universo con esa puerta? Pues entrar por ella…"

No hay comentarios: